El Gran Desmali

Deben mejor ocuparse en leer lo que sigue. Mi amigo decía “Para fracasar como artista, debes primero haber intentado triunfar en tus sueños”. La vida del artista es dura, es muy dura. Es un constante ronroneo que a veces te lleva a olvidarte que detrás del posible y soñado éxito, hay toda una vida que disfrutar.

Están los amigos, la familia, el entorno. El artista de verdad, y los que no parecen serlo pese al esfuerzo, debe andar entre trabajo duro y placeres increíbles. Lo primero aporta lo que los aplausos logran arrancar del alma después de todo el sacrificio. Lo segundo aporta la sensación de haber dado lo mejor de uno mismo, de haberse dejado la piel y de no haber cometido muchos errores en la vida.

El Maestro de la escena teatral, poeta, dramaturgo, director y actor Recaredo Silebo Boturu, cabeza visible de la exitosa compañía teatral Bocamandja, dijo una vez que para él, Desmali es la pureza dentro de las diferentes culturas del país, Guinea Ecuatorial. Un reconocimientos que Desmali agradece porque lo suyo ha sido una larga vida pegado a los sonidos del mar, de su Annobón, de su historia personal, de su familia y de Pepe. Desmali no se ha parado jamás a pensar en si ha triunfado o si ha fracasado. Es un señor que cada vez que toma la guitarra nace una vez mas, y cada nacimiento supone para la humanidad que valora el arte un mundo mejor en donde vale la pena seguir peleando por vivir.

Pepe, que es su hermano mayor aveces dice “La vida es una porquería“, pero cuando lo dice y escucha a su poderoso corazón, Desmali ya está rasgando vida para que todo deje de ser una porquería durante unos minutos… Y la vida sigue, y Recaredo Silebo Boturu sigue siendo ese Maestro que sabe cuándo es arte, y cuando es porquería..

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *